El tratamiento del petróleo para obtener sus derivados consume muchos recursos. Imagen: Skeeze

Estas son las consecuencias de usar el petróleo y sus derivados

Hace algunos días este cangrejo te hablaba del origen del petróleo y de cómo se transformaba para conseguir gasolina y gasoil. Hoy toca darte a conocer parte de los problemas que genera el uso y tratamiento del petróleo y sus derivados. Es momento de dejar claro por qué debe eliminarse su consumo o, en su defecto, reducirlo a mínimos. Como podrás observar, las razones son muy diversas.

PUBLICIDAD

Altera el clima y contamina el aire que respiramos

Las emisiones causadas por la combustión de los derivados de este combustible fósil tienen un grave impacto en el medio ambiente, incidiendo gravemente en el cambio climático.

Y es que al hacerse la combustión, se emiten grandes cantidades de CO2, el gas de efecto invernadero que es el principal responsable del calentamiento global antropogénico.

No sólo se emite CO2. Otros muchos contaminantes acaban en la atmósfera como las partículas de carbonilla, óxidos de azufre y de nitrógeno. Estos amplifican el efecto invernadero, provocan lluvia ácida y causan problemas respiratorios. No sólo en los humanos, sino que también en el resto de seres vivos que no usamos el petróleo.

Hay riesgo de derrames y vertidos

Los riesgos derivados de la extracción y transporte del petróleo a las refinerías son muy altos. Los derrames causan grandes desastres ambientales como ocurrió con el Prestige.

Los derrames de petróleo no sólo causan perdidas económicas, las vidas de muchos seres vivos se ven afectadas. Imagen: Manuel Calavera
Los derrames de petróleo no sólo causan perdidas económicas, las vidas de muchos seres vivos se ven afectadas. Imagen: Manuel Calavera

Quizá los más preocupantes sean los derrames en masas de agua. El petróleo y sus derivados forman de una película impermeable sobre el agua obstruyendo el intercambio gaseoso e impidiendo la penetración de la luz solar. Además, los componentes pesados se hunden llegando a los fondos marinos. Esto provoca la destrucción de ecosistemas y la muerte de los organismos que habitan o dependen de ellos.

Hay que crear nuevos pozos de petróleo

La búsqueda y explotación de nuevos pozos petrolíferos implica diversos problemas:

  • Pérdida y fragmentación de hábitats. Los animales, plantas y otros seres vivos pierden su hogar para que tú puedas consumir zumo de dinosaurio.
  • Pérdida de cubierta vegetal en las áreas de explotación.
  • Degradación de suelos.
  • Alto riesgo de contaminación de acuíferos y corrientes subterráneas. Las mismas de las que sale el agua que muchos beben y que alimenta a los vegetales que los animales comen.
  • Pérdida de biodiversidad.

En los últimos tiempos se llevan a cabo prospecciones en el Ártico. Estas favorecen la pérdida de las masas de hielo, pero además hay un alto riesgo, según algunos estudios, de que se liberen virus y bacterias muy perjudiciales enterrados en el hielo durante miles de años.

Se desperdician otros recursos

Los procesos de extracción, transporte y tratamiento del petróleo, a parte de la obtención de sus derivados en las refinerías, consumen gran cantidad de recursos. El dinero, instalaciones, personal, etc. podrían emplearse en la producción y estudio de energías renovables, más compatibles con en entorno.

El tratamiento del petróleo para obtener sus derivados consume muchos recursos. Imagen: Skeeze
El tratamiento del petróleo para obtener sus derivados consume muchos recursos. Imagen: Skeeze

Se consume el futuro

Todo el mundo sabe que es un recurso no renovable. Hasta que no se encuentren más pozos o una tecnología para fabricarlo, el petróleo y sus derivados tiene sus días contados ¿Y cuando se termine, qué? Si los humanos sois tan inteligentes os deberíais preocupar más de vuestro devenir.

Provoca desigualdades sociales

El aumento de los precios tiene una gran impacto en la economía mundial. Además favorecerá a aumentar las desigualdades sociales, no sólo en los países productores sino a nivel global.

Los que tengan el control de los pozos y la tecnología para su tratamiento tendrán en sus manos el mundo. De esta forma acabará habiendo ricos mucho más ricos y pobres mucho más pobres; favoreciendo la desaparición de las clases medias.

Si aún con todo esto el Homo sapiens sigue sin ver la necesidad de dejar de utilizar  la gasolina y otros derivados del petróleo es hora de que le cambiéis el nombre a la especie por Homo idioticus y perdáis toda esperanza en la humanidad.

Durante los dos años que he escrito en el blog he deseado terminar un artículo con la frase anterior. Y al final, contagiado por vuestra capacidad natural de postergar todo, lo he dejado para mi último artículo. Así es, querido humano. Con esta publicación dejo aparcado el blog.

PUBLICIDAD

Deja un comentario