El moho gris o la podredumbre noble, como la llaman a algunos, puede afectar casi a cualquier organismo. Imagen: Edwin

Las plantas también enferman

Los animales no somos los únicos que enfermamos; las plantas también se constipan. No de la misma forma que el hombre o los cangrejos de río, pero a ellas también les afectan las enfermedades. Hoy te hablo de las más comunes.

PUBLICIDAD

Plagas y bajada de defensas

Habitualmente, los seres vivos enfermamos cuando nos bajan las defensas pero, ¿cómo le bajan las defensas a las plantas? Pues igual que a los animales, cuando sufren algún daño.

La mosca blanca afecta tanto a plantas ornamentales como cultivos. Esta plaga favorece la aparición de hongos y otros elementos patógenos. Imagen: Scott Bauer, USDA Agricultural Research Service
La mosca blanca favorece la aparición de hongos y otros elementos patógenos.
Imagen: Scott Bauer, USDA Agricultural Research Service

La falta (o exceso) de sol, de agua, los suelos inadecuados (muy ácidos o básicos) o la falta de nutrientes, son algunas de las causas de que las plantas sean presa fácil para las enfermedades, pero no son las únicas. Es habitual que ciertos tipos de hongos surjan tras el ataque de pulgones, mosca blanca, araña roja y otras plagas de insectos y nematodos (o gusanos redondos).

Hongos, virus, bacterias y plantas enfermas

Por regla general los hongos son los que más afectan a las plantas (como el que intentan contagiarnos Charlie the Mudbug y sus malditos colegas americanos), seguidos de los virus y, con muy poca frecuencia, de las bacterias. A continuación te cuento algunas de las enfermedades más comunes que producen.

Roya

También llamada roya negra, la produce el hongo Puccinia graminis y afecta a gramíneas como el trigo, la cebada o el centeno, entre otras.

Trigo atacado por el hongo Puccinia graminis. Imagen: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos
Trigo atacado por el hongo Puccinia graminis.
Imagen: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos

Las esporas del hongo atacan a las capas exteriores del tallo que se encuentran por encima del suelo, ascendiendo posteriormente hasta las hojas. Produce pústulas negruzcas y ampollas a causa de las cuales la planta se debilita: deja de generar tallos secundarios y la cantidad de semillas (o grano) es menor y de peor calidad.

Moho Gris

Otro hongo Botrytis cinerea, afecta tanto a plantas como animales y bacterias (vamos, que no le hace ascos a nada). Entre sus hospedadores se pueden encontrar las fresas o el cáñamo, pero su favorito, y en el que mayores daños provoca (sobretodo económicos), es la vid.

El moho gris o la podredumbre noble, como la llaman a algunos, puede afectar casi a cualquier organismo. Imagen: Edwin
El moho gris o la podredumbre noble (no sé qué tiene de noble pudrirse…) puede afectar casi a cualquier organismo.
Imagen: Edwin

Como todos los hongos, su aparición se ve favorecida por la humedad. Puede afectar a todas las partes de su hospedador, pero los peores daños se los suelen llevar los frutos. Tiende a secar las partes jugosas provocando la aparición de manchas grisáceas, necrosis y ulceraciones; que en el caso de la uva no destruye el fruto, pero dificulta la fermentación para vino.

Fumagina

Se produce a causa de distintos tipos de hongos saprófitos (CapnodiumCladosporium, Alternaria y Torula). Estos suelen aparecer una vez la planta ha sido afectada por algún tipo de plaga como las cochinillas.

A este eucalipto le ha tocado la negra... la costra negra de la fumagina. Imagen: Bidgee
A este eucalipto le ha tocado la negra… la costra negra de la fumagina.
Imagen: Bidgee

Afecta a distintos órganos, principalmente hojas, frutos y tallos verdes. Se forma una capa o costra negra sobre la superficie, como si estuviese sucio, lo que impide la fotosíntesis y la respiración. Esto repercute en el crecimiento de la planta y en la cantidad y calidad de los frutos. Uno de los cultivos más afectados por la fumagina es el olivo.

Mosaico del tabaco

El virus del genero Tobamovirus fue el primero en descubrirse a finales del siglo XIX. Afecta al ARN de las plantas de la familia de las solanáceas (tabaco, tomates, pimientos, berenjenas…).

Hoja de tabaco afectada por el mosaico. No invita a fumarla... Imagen: R.J. Reynolds Tobacco Company Slide Set
Hoja de tabaco afectada por el mosaico. No invita a fumarla…
Imagen: R.J. Reynolds Tobacco Company Slide Set

Se transmite por contacto (herramientas, insectos…) y penetra en las plantas por heridas o daños en la superficie de las mismas. Afecta principalmente a las hojas provocando manchas marrones, en forma de teselas de mosaico. Produce un crecimiento reducido, anormal e incluso necrosis en las hojas, lo que dificulta el desarrollo de la planta y, en el caso del tabaco, imposibilita sus usos comerciales.

 La tristeza de los cítricos

Estas pobres plantas se deprimen a causa de un virus de la familia Closteroviridae. Se produce en naranjos, mandarinos y pomelos que se han injertado sobre naranjos amargos; por esta causa, este injerto se ha prohibido en España.

Los naranjos son unas de las plantas más afectadas por este virus. Imagen: Jean-Pol GRANDMONT
Los naranjos son unas de las plantas más afectadas por este virus.
Imagen: Jean-Pol GRANDMONT

El virus se propaga por medio de pulgones y acaba produciendo, en un periodo de entre dos semanas y unos pocos meses, la muerte del árbol. Puede producir alteraciones en la época de floración, disminución del tamaño de los frutos o aumento del número, pérdida de las hojas y decadencia en general de las plantas. Además favorece la aparición de otras enfermedades.

Fuego bacteriano

Suena a hogueras de San Juan, pero no tiene nada que ver. Como he dicho antes, las enfermedades bacterianas son menos frecuentes, pero dentro de este grupo esta es la que más se da. La bacteria causante es la Erwinia amylovora que afecta a rosáceas, tanto frutales como plantas silvestres y ornamentales.

A este manzano el fuego bacteriano le está dejando hecho polvo. Imagen: Sebastian Stabinger
A este manzano el fuego bacteriano le está dejando hecho polvo.
Imagen: Sebastian Stabinger

El contagio entre plantas se produce a través del polen. La enfermedad comienza a desarrollarse por las hojas y brotes, dándoles un aspecto churruscado, y se esparce por las plantas hasta que se secan por completo. A causa de los daños que causa y su capacidad de propagación en España se ha desarrollado una legislación y unas medidas preventivas y de control muy exigentes.

Como puedes ver, ni las plantas se libran de ponerse malas. Así que protégelas porque ellas tienen menos medios para hacerlo que los animales.

PUBLICIDAD

Deja un comentario