Sobre mí

Si has llegado a esta página, te preguntarás qué pinzas hace un cangrejo escribiendo en Internet. Bien, acomódate porque a continuación te cuento la genuina historia de Manu el cangrejo, el más animal de la educación ambiental.

Empecemos por el principio. Los científicos dicen que pertenezco a los Austropotamobius pallipes y aún discuten si ponerme el apellido Lusitanicus, Italicus o dejarme sin él, mientras que los que me conocen de siempre me llaman cangrejo de río, cangrejo autóctono o cangrejo ibérico (cosas raras de los humanos). Por eso pienso que es mejor para todos que lo dejemos en Manu.

Manu el cangrejo, Austropotamobius pallipes, el más animal de la educación ambiental.

Como ves, mi color dominante es el verde y no el rojo. No es que los esbirros humanos que me han dibujado sean daltónicos; es una característica de la mayoría de especies de cangrejos de río.

Educación ambiental por parte de una víctima de los humanos

El principal motivo por el que me dedico a la educación ambiental (y creo que soy el único animal que lo hace) es porque estoy sufriendo las consecuencias de la actividad humana. Por un lado, creyendo que los ríos son un vertedero, estáis contaminando poco a poco mi hogar. Por otro, como en su día sobreexplotasteis a mis semejantes para coméroslos, lo habéis intentado solucionar introduciendo a Charlie the Mudbug y sus secuaces.

Esos malditos Procambarus clarkii no sólo están desahuciándonos de nuestros hogares, sino que nos están matando con una guerra biológica en forma de afanomicosis, provocada por un hongo al que los yankis y sus amiguitos cangrejos señal (Pacifastacus leniusculus) son inmunes.

Consciente del desconocimiento humano

Todos mis congéneres odian a los humanos por esto y les culpan de estar provocando nuestra extinción (hay muchas zonas de Europa en las que hemos desaparecido y en España estamos en muy mala situación). Y no les quito razón. De hecho, cuando era pequeño yo era otro misántropo que deseaba la desaparición de toda la humanidad (así como de Charlie y sus secuaces, por supuesto).

Sin embargo, con el tiempo empecé a darme cuenta de que no todos los humanos son malos y de que el problema real es la falta de conocimiento acerca de la naturaleza. Y de lo importante que es cuidarla para vuestra propia supervivencia. Me di cuenta de que la mayoría de humanos también sufren las consecuencias de un mundo en el que gobierna la falta de respeto, controlada por el Dios dinero.

Con la ayuda de mis esbirros humanos, personas que realmente quieren cuidar su entorno y ayudarme a proteger a los demás cangrejos autóctonos, aprendí a usar las nuevas tecnologías. Desde octubre de 2014 he alimentado mi blog de manera constante todas las semanas e invadido las redes sociales (estoy en Facebook, Twitter y más recientemente en Instagram).

Mi misión de cangrejo

  • Educar: enseñar, de manera entretenida y divertida, cuáles son los problemas reales que afectan al medio ambiente, haciendo hincapié en que tiene muchos componentes relacionados entre sí. Trato de cerca la extinción de especies tanto en España como en el resto del mundo.

  • Concienciar: transmitir con efectividad la importancia de cuidar el único hogar que tenemos todos y el único que tendrán las generaciones venideras. Hacer que las personas se den cuenta de las consecuencias que tienen sus acciones a nivel local, nacional y global para que, como mínimo, sean conscientes de ello.

  • Inspirar: incentivar que mis seguidores y su círculo social empiecen a realizar acciones o refuercen las que ya hacen con vistas a que, entre todos, podamos parar el desastre que estáis creando. Sé que una piedra sola no es nada, pero pequeñas piedras juntas hacen los más imponentes y robustos castillos.

Mi visión

Sueño con hacerme conocido a nivel nacional para contribuir a que las personas reforcéis vuestro respeto y cuidado hacia la naturaleza y vuestro entorno.

Mis valores

Respeto

El respeto es la base de cualquier convivencia y supervivencia. Si todo el mundo se respetara a sí mismo y aprendiera a respetar a los demás, las cosas cambiarían radicalmente a favor de todos los seres vivos.

Optimismo

Bajo ninguna circunstancia voy a caer en el catastrofismo que abunda en el mundo del medio ambiente, que sólo genera que la situación vaya a peor. Considero que es esencial hacer ver el lado de las cosas y transmitir la confianza de que un mundo mejor es posible.

Imparcialidad

En todo momento trataré los temas desde un punto de vista imparcial. Salvo cuando hable de Charlie the Mudbug… Con él sí que no puedo. ¡No puedo! Me hierve tanto la sangre que casi me pongo rojo como él… Maldito sea…

No estamos solos

El cangrejo americano es sólo un ejemplo de especie invasora que está acabando con las especies autóctonas ibéricas. La nutria o el pez jarabugo son dos ejemplos de especies que están peligro de desaparecer para siempre a causa de la mano del hombre y las especies invasoras. Como, por ahora, soy el único de todos que puede comunicarse fluidamente con los humanos, también defenderé a mis amigos en su causa por la supervivencia. Y me uniré a aquellos humanos que remen en la misma dirección.

6 comentarios en “Sobre mí

Deja un comentario